“Por su seguridad, le recomendamos que no ingrese si pertenece a un grupo de riesgo”, frase que se puede leer en el afiche atribuido a la marca deportiva Decathlon y que se compartió en la red social Facebook en Portugal. Más abajo se especifica quiénes serían considerados como “grupo de riesgo”. Las palabras que no están totalmente visibles son: "obeso", "hipertenso" y "trabajador de la salud". 

Pero ¿será verdad?

El cartel es auténtico, pero el hecho no ocurrió en Portugal. En una nota enviada a Polígrafo, la fuente oficial de la firma Decathlon explica que se trató “de un suceso aislado en una tienda en Brasil, resultado de una acción local y que no está, de ningún modo, en consonancia con los lineamientos orientadores de Decathlon Brasil y Decathlon United. Fue una comunicación insensata que no representa ni está alineada con la misión ni con los valores de Decathlon. Rápidamente, Decathlon Brasil emitió un comunicado en las redes sociales pidiendo disculpas por lo sucedido”. 

decathlon

“Si bien no es un hecho vinculado a las tiendas portuguesas, Decathlon Portugal lamenta profundamente la situación y las eventuales molestias ocasionadas a todas las personas que se sintieron afectadas. Repudiamos todo tipo de discriminación y reconocemos el papel fundamental de los profesionales de la salud, quienes a diario luchan y corren riesgos, cuidándonos a todos con su fuerza incansable. Todas las personas son bienvenidas en nuestras tiendas”, añade la conocida marca.

En otra imagen compartida en las redes sociales se puede leer el texto completo: “Por su seguridad, le recomendamos que no ingrese si pertenece a un grupo de riesgo: mayor de 60 años, fumante, enfermo crónico, obeso, hipertenso, trabajador de la salud”. Desde luego que la palabra “fumante” suscita dudas, puesto que es un vocablo oriundo de Brasil.

El día 15 de junio, Decathlon Brasil emitió una declaración en las redes sociales en la cual pedía disculpas por lo sucedido. “Hoy de mañana, identificamos un comunicado insensato en el ingreso de una de nuestras tiendas. Ni bien tomamos conocimiento, el mensaje se retiró de inmediato. Se trató de un hecho aislado, resultado de un error de la tienda que no estaba autorizada a redactar ninguna comunicación en nombre de la empresa y que no se condice con la misión ni con los valores de Decathlon. Lamentamos profundamente los daños causados a todas las personas que se sintieron ofendidas por esa comunicación infeliz”.

decathlon

En resumen, si bien el episodio en discusión realmente ocurrió, no tuvo lugar en ninguna tienda portuguesa ni tampoco esa es la postura oficial de la empresa. El hecho sucedió en Brasil, y Decathlon presentó públicamente sus disculpas.

Evaluación de Polígrafo:

Notificações

Na sua rede favorita

Siga-nos na sua rede favorita.
Falso
International Fact-Checking Network